SOMOS LO QUE COMEMOS



¿Qué es la microbiota intestinal?

La microbiota intestinal es un conjunto de bacterias, simbióticas y patógenas. Más del 90% son bacterias simbióticas, donde las anaerobias modulan procesos metabólicos en el ser humano. Constituye en sí mismo un órgano de regulación de los procesos fisiológicos del huésped, manteniendo la homeostasis intestinal, la absorción de nutrientes y la síntesis de aminoácidos esenciales y vitaminas.


¿Cómo está constituida?

Se han aislado más de 2100 especies bacterianas del tracto gastrointestinal humano, la mayoría son Bacteroides y Firmicutes, seguido de Proteobacteria, Actinobacteria y Verrucomicrobia. Los factores que configuran la microbiota intestinal están relacionados con la genética y la epigenética del huésped, el origen étnico, la edad, el sexo, la exposición a los antibióticos, el historial de enfermedades previas, las exposiciones dietéticas y el estilo de vida.


- Bacteroides, Prevotella, Ruminococcus, Roseburia, Faecalibacterium y Bifidobacterium fermentan fibra dietética y oligosacáridos vegetales

- Lactobacillus y Bifidobacterium fermentan lactosa y oligosacáridos de leche humana

- Akkermansia y Bacteroides fermentan mucinas y mucopolisacáridos

- Clostridium, Desulfovibrio, Peptostreptococcus, Acidaminococcus, Veillonella, Propionibacterium, Bacillus, Bacteroides, Staphylococcus y especies de Proteobacteria fermentan proteínas


La composición varía según los diferentes grupos étnicos, incluso entre personas de la misma área geográfica y con distintos valores del Índice de Masa Corporal. La microbiota intestinal de las personas que viven en zona urbana de los países en desarrollo a menudo comienzan a parecerse a las de las personas que viven en los países desarrollados después de consumir mayores cantidades de proteínas animales, grasas

y azúcar. Además, se ha establecido que la migración de las comunidades rurales a los entornos urbanos causa la pérdida de la diversidad de la microbiota intestinal y la capacidad de degradación de la fibra, exponiendo a los inmigrantes a la obesidad y las enfermedades metabólicas.


¿Cómo funciona?

La principal fuente de nutrientes que llega a la microbiota del colon está compuesta por glicanos complejos que incluyen polisacáridos no digeribles (celulosa, hemicelulosa, lignina, pectina de almidón resistente y oligosacáridos), pero también monosacáridos y disacáridos no absorbidos en el tracto gastrointestinal superior. Algunas de las bacterias

anaerobias pueden fermentar aminoácidos para producir energía.


1. La fermentación microbiana de varios aminoácidos en el intestino grueso contribuye al conjunto precursor de ácidos grasos de cadena corta (acetato, butirato y propionato).

Estos tienen efectos sobre la salud:

- Butirato: regulan el metabolismo energético de los colonocitos al actuar como fuente de energía

- Propionato: participa en la regulación hormonal de la ingesta de energía


2. La fermentación de aminoácidos produce ácidos grasos de cadena ramificada (valerato, isovalerato, isobutirato y 2-metil butirato) y están asociados con la producción de otros metabolitos potencialmente dañinos (amoníaco, sulfuros y aminas biogénicas).


3. La fermentación proteolítica en el colon depende de factores ecológicos y dietéticos:

- La cantidad de proteínas ingeridas

- La digestibilidad, biodisponibilidad y absorción de proteínas en el intestino delgado

- La cantidad de proteínas que ingresan al colon.


¿Origen animal o vegetal? CUIDADO!

- La fuente y el procesamiento de la dieta afectan la tasa de absorción de proteínas: las proteínas de origen vegetal son menos digeribles en el sistema gastrointestinal.

La fermentación bacteriana de aminoácidos en la dieta puede dar como resultado productos como amoníaco, aminas biogénicas y compuestos indólicos y fenólicos que tienen efectos sistémicos y metabólicos en el huésped (inmunomodulador, neurológico, cardiovascular y funciones intestinales).


Estas sustancias pueden aumentar la respuesta inflamatoria y la permeabilidad de los tejidos y se relacionan con el desarrollo y la gravedad de los síntomas del cáncer colorrectal y las enfermedades metabólicas (obesidad, la diabetes y la enfermedad del hígado graso no alcohólico).


La obesidad, la diabetes y la inflamación están relacionadas con la disbiosis de la microbiota intestinal. Esta puede alterar la homeostasis de la energía del huésped y facilitar la acumulación de grasa en el tejido adiposo, al alterar la sensibilidad a la insulina. La dieta alta en grasas y suplementos de BCAA puede promover el desarrollo de resistencia a la insulina, lo cual podría explicar las reacciones inflamatorias relacionadas con la Diabetes Mellitus tipo 2.


DIETAS HIPERPROTEICAS

En las dietas altas en proteínas, los componentes derivados que no se digieren, se acumulan en el intestino grueso y las bacterias fermentadoras de proteínas y sus metabolitos tienden a aumentar.


La fibra dietética afecta la fermentación de proteínas en el colon y puede modular la abundancia relativa de especies microbianas responsables de la fermentación. La ingesta alta en fibra se puede recomendar en una dieta alta en proteínas para reducir el impacto proteico de la microbiota, pero se necesitan más estudios, principalmente sobre el consumo de proteínas a largo plazo. Las alteraciones en la composición y el metabolismo de la microbiota gastrointestinal, responsable de la fermentación de aminoácidos, pueden provocar cambios en el metabolismo del huésped y la homeostasis energética.


EFECTOS DEL CONSUMO DE PROTEÍNAS EN ATLETAS

Aunque los requisitos fisiológicos de proteínas en la dieta son elevados para los atletas, las dietas altas en proteínas pueden afectar la microbiota intestinal. Estos péptidos ingresan a la circulación sistémica y a las partes distales del tracto gastrointestinal, y puede producirse fermentación proteolítica, provocando:

- Alteraciones del sistema inmunitario

- Inflamación, daño y disfunción en el tracto gastrointestinal

- Disbiosis de microbiota intestinal: incremento de la permeabilidad intestinal


En el intestino de atletas de élite se ha encontrado que la diversidad microbiana se correlaciona positivamente con la ingesta de proteínas y el ejercicio. Se sugiere el entrenamiento para ayudar a mantener una microbiota intestinal sana y equilibrada, así como la masa y función muscular.


El estudio realizado por Moreno-Pérez et al. sugiere que la suplementación de proteínas a largo plazo puede tener un impacto negativo en la microbiota intestinal de los atletas y, en consecuencia, tener repercusiones negativas en su salud.


CLAVES DE CONOCIMIENTO

Debe tenerse en cuenta el efecto de la dieta sobre la microbiota intestinal, así como el uso de prebióticos y probióticos. La microbiota contribuye a la absorción y síntesis de aminoácidos y participa en la regulación de la vía energética en el músculo esquelético que puede afectar el metabolismo muscular, su tamaño y composición.


La suplementación con proteínas y probióticos Bacillus coagulans GBI-30, 6086 disminuye el tiempo de recuperación después de 24 y 72 h en un protocolo de estudio de ejercicio de fuerza, y reduce el daño muscular, el dolor muscular y la disminución de la potencia máxima.


Los efectos negativos de las dietas altas en proteínas y los productos nocivos de fermentación de aminoácidos pueden reducirse agregando prebióticos, como almidón resistente, vegetales y fibra, a la dieta (promueve la colonización intestinal por microbios benignos, aumenta la fermentación sacarolítica, disminuye la fermentación de proteínas, aumenta el control de la inflamación gastrointestinal y la reducción de la permeabilidad intestinal).


La ingesta de proteínas bien equilibrada debe apoyar tanto el bienestar del intestino como un desarrollo optimizado en el rendimiento deportivo.


@Mente&Cuerpo

@Dra_Escaffi


Referencia: Referencia: Kårlund A, Gómez-Gallego C, Turpeinen AM, Palo-oja O, El-Nezami H, Kolehmainen M. Protein Supplements and Their Relation with Nutrition, Microbiota Composition and Health: Is More Protein Always Better for Sportspeople? Nutrients 2019;11(829):1-19.

54 vistas0 comentarios
Informes

 +51 922165989

Psicología

 +56 987623803

Medicina

Visítanos en nuestras redes sociales

  • Instagram
  • Facebook
  • Icono negro LinkedIn